Los atletas ecuatorianos han brillado en los Juegos Bolivarianos que se llevan a cabo en Valledupar, Colombia. Y uno de estos, es el boxeador criollo Julio Castillo que acudió a los juegos con los brazos arriba y las energías renovadas rumbo a París 2024.

El pugilista, subcampeón mundial en 2019 en la categoría 91 kilos, asistió a los pasados Juegos Olímpicos de Tokio en representación de Ecuador con sed de oro. En esa ocasión, por su poca preparación, cambió sus aspiraciones: Fue debut y despedida. Se habló de incluso de un posible retiro, tras no llegar a la meta en su tercera participación en una cita deportiva como esta.

En declaraciones a medios en Colombia, el ecuatoriano dijo que tiene mucha ilusión de la cita deportiva de París 2024 y, por esa razón, comenzó a entrenar de nuevo. Y ese entrenamiento dejó resultados el pasado domingo 26 de junio, cuando Castillo se lució en el ring del Parque de la Leyenda Vallenata “Consuelo Araujo Noguera”.

Su lucha con el peruano José María Lúcar, una carta fuerte de la delegación inca, tuvo una puntuación 5-0 a favor del ecuatoriano. El peruano también tiene carrera olímpica. En esta pelea, vimos en el ring a un Castillo decidido, concentrado, tranquilo, sin exagerar, a pesar de enfrentarse con un rival olímpico y que tiene su rodaje.

El deportista de 34 años de edad asegura que respeta a todos sus rivales en el ring, no menosprecia a nadie, sale a hacer lo suyo para lograr su objetivo y fue lo que hizo en Valledupar.
Castillo, quien también clasificó a los Olímpicos de Londres 2012 y Río 2016, está lejos de pensar en retirarse del ring y lo demostró en estos juegos bolivarianos.

En medio de la efervescencia del público vallenato, conocedor del boxeo, reafirmó que no colgará los guantes. “La gente especula, pero el que siente es uno y que sabe hasta dónde puede llegar es uno”, dijo en la cita bolivariana.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.