El pasado domingo 29 de mayo terminó la edición 105 de la Corsa Rosa. Y, aunque en todas las casas de apuestas el campeón sería La Locomotora de Carchi, Richard Carapaz fue segundo en el Giro de Italia. El campeón, que solo vistió la rosa en la última etapa, Jan Hindley, se impuso sobre el ecuatoriano por un minuto y dieciocho segundos.

Si bien, aunque para muchos pareciera un resultado no óptimo; en la élite del ciclismo, Richard es el único ciclista activo que desde el 2019 ha pisado el podio de las 3 grandes vueltas. Su registro va con el primer puesto en el Giro de Italia del 2019, segundo puesto en la Vuelta España 2020, tercer puesto en el Tour de Francia 2021 y, ahora, segundo lugar en el Giro de Italia 2022. Este es un récord envidiable para cualquier ciclista que lo deja instalado en la elite pura.

Es cierto que muchos ecuatorianos tenían la fe puesta en Richard para una segunda camiseta rosa, no obstante, tal como lo expresó él, ganó quién la carretera puso en primer lugar: “Al final, gana el que mejor estuvo”. Al mismo tiempo, también celebró el resultado, porque un segundo puesto de una grande es vital para cualquier equipo: “He luchado por un lugar en el podio. El segundo puesto es un muy buen resultado para mí y también para el equipo”.

Ahora, el objetivo principal del actual campeón olímpico en una grande es la Vuelta España 2022, la cual iniciará el próximo 19 de agosto en Utrecht, Países Bajos. Aún no se sabe qué ritmo tendrá o la preparación para llegar a la ronda española y al mundial de ciclismo en Wollongong, Australia, sin embargo, conociéndolo, se sabe que buscará un nuevo podio para él y los millones de ecuatorianos que lo seguimos en cada competencia.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.