El Barcelona femenino ha adquirido a Justine Cuadra como zaguera central. Sin embargo, en algunos partidos se le ha alineado en el medio campo como volante de recuperación, e incluso Cuadra también se puede desempeñar como media punta para correr por las bandas y también se la ve pisando el área rival, como una delantera.

La jugadora guayaquileña es veloz y eficiente en la cancha. No obstante, algunas de sus mayores fortalezas son su imponente personalidad en el campo, el manejo con solvencia el balón y su llegada al área rival que, gracias a su personalidad, remata al gol.

Cuadra comenzó a practicar taekwondo desde muy pequeña, por lo que se dice que su gran carácter lo forjó en esta práctica deportiva. Obtuvo cinturón negro. Al cumplir 15 años, dejó de ir al gimnasio y guardó su dobok (el uniforme que se utiliza en el taekwondo de color blanco), para ir a las canchas. La guayaquileña se acopló rápidamente porque, al ser un deporte colectivo, la acogieron como un miembro de la familia.

Cuadra fue bicampeona de la Superliga femenina en 2019 y 2021 con Deportivo Cuenca. La entrenadora Wendy Villón la incorporó a este club. Este 2022 están juntas en Barcelona con la misión de lograr el título, una misión posible, por los antecedentes del grupo de jugadoras que forman parte del plantel porteño.

En 2020 formó parte del Colo-Colo de Chile. Con ese equipo llegó hasta los cuartos de final del torneo chileno junto a la entrenadora ecuatoriana Vanessa Arauz, con quien ya había trabajado en la selección ecuatoriana Sub 18. En 2022 Justine Cuadra fichó por Barcelona femenino porque en la banca técnica está Wendy Villón, la entrenadora que le ha permitido afianzar sus condiciones en el fútbol profesional.

Emanuel, de Santa Elena, fue su primer equipo. Después pasó a jugar en Carneras UPS y Guayaquil City, donde disputó los campeonatos nacionales organizados por la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.