El serbio Novak Djkovic, ha vuelto por la puerta grande a la disputa de los títulos de Grand Slam y lo ha hecho en un escenario que ya está entre sus favoritos: Wimbledon.

Novak Djokovic se llevó el partido al vencer a Nick Kyrgios con parciales 4-6, 6-4, 6-3, 7-6 y, con 35 años se vuelve en el campeón más longevo del torneo, detrás de Roger Federer.

En el set final, los nervios hicieron de las suyas en Kyrgios, que ya había estado en los sets iniciales hablando con el juez de silla y reprochando actitudes del público. Novak, con la actitud de su rival, gestionó bien el asunto y no se dejó llevar tanto a la desconcentración. El serbio dominaba a placer con su saque, pero no conseguía granjearse bolas de break y veía cómo el parcial se encaminaba de forma inquietante al tiebreak, con Kyrgios recuperando un tono de juego exquisito.

Al final de un set tan reñido, llegó la muerte súbita en el pico máximo de juego por parte de ambos y la tensión se podía cortar con un cuchillo. El australiano cometió una doble falta para arrancar, pero posteriormente Novak cometió un error infantil a media pista. Cada punto era una batalla en sí misma, una lucha mental de dimensiones bíblicas, siendo un maestro el serbio en ese terreno. Nick Kyrgios no encontraba puntos gratis con su servicio y se desesperaba de forma evidente ante la roca que tenía enfrente. Cerró el encuentro Novak Djokovic con una increíble maestría y es campeón de Wimbledon 2022.

El nuevo campeón que en los últimos tiempos ha dado de que hablar por su decisión contra todos de no vacunarse, ha logrado su título número 21 de Grand Slam y sigue en la persecución de Rafa Nadal, quien, con su Abierto de Australia y su corona número 14 en Roland Garros, ya tiene 22 grandes trofeos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.