El jugador uruguayo Diego García llegó a Ecuador el pasado 14 de julio para sumarse como nuevo refuerzo del bombillo de la presente temporada en la Liga Pro 2022. El equipo “eléctrico” decidió darle una mano al jugador después de ser acusado por un delito no menor en su último equipo, Estudiantes de la Plata.

García de 25 años ya ha hecho una carrera importante en el fútbol de su país y en Argentina. Él es un mediocampista de buen nivel, que marca goles y que llegó a Estudiantes de la Plata con muchas expectativas. Sus principales características son el juego vertical, abrir la cancha con los extremos que tenga el equipo y dejar de frente al arco al delantero que lo esté acompañando.

No hay duda que es una gran incorporación que le ayudará al equipo eléctrico a seguir sumando experiencia en la mitad del campo. “Muy contento, muy feliz (por estar aquí)”, aseguró el fichaje a una docena de periodistas que cubrieron su llegada al aeropuerto José Joaquín de Olmedo sobre las 21:00 del pasado jueves 14 de julio. “Ahora a sumarme al equipo y feliz por llegar”, añadió el volante nacido en Salto que también juega de extremo o mediapunta.

Para Ismael Rescalvo no estaba dentro de sus prioridades traer a Diego García al equipo, pero se presentó la oportunidad de un nuevo refuerzo para el equipo azul en donde espera tener más barajas de cambios para su equipo y obviamente apuntarle salir campeón y ganador de la segunda fase del campeonato.

A su arribo al país, el jugador ha sido protegido por las distintas críticas, recibiendo el apoyo incondicional de la institución que le vuelve abrir las puertas de su casa. A lo anterior, el presidente mencionó lo siguiente: “García es inocente hasta que se demuestre lo contrario”, ha enfatizado el presidente de Emelec, Nassib Neme.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.