Atlético Goianiense, penúltimo en la liga de Brasil, que clasificó por primera a vez en toda su historia a la semifinal de la Copa Sudamericana, eliminó de manera contundente al equipo de Luis Suárez, después de vencerlo (3-0) en el estadio Do Governo do Estado de Goiás (Serra Dourada).

Luis Suárez que hace unos días había sido recibido por todo lo alto en el equipo que lo vio crecer como futbolista profesional, sufrió un golpe duro al ser eliminado de la Copa internacional, con el Nacional de Uruguay, equipo que esperaba conseguir el paso a seminiales con la llegada del “pistolero”.

La inesperada derrota en el primer encuentro disputado en Montevideo hacía suponer que Luis Suárez iba a ser el salvador y que de echo estaría desde el pitazo inicial. Sin embargo, el DT del equipo uruguayo, Pablo Repetto, dejó al goleador en el banco de suplentes, molestando a muchos de los hinchas que tenían claro que tenía que comenzar dominando y marcando goles desde los primeros minutos de juego.

La sorpresiva caída de un equipo de historia internacional como Nacional, dejó como daño colateral a Luis Suárez, de regreso a su país tras 16 años brillando en el fútbol europeo.
El “Pistolero” sin embargo se fue en blanco por la férrea marca de la defensa brasileña y la imposibilidad de sus compañeros para suplirlo de pelotas que amenazaran a Renan. Aunque batalló, su retorno a Sudamérica por ahora es amargo.

Se puede deducir que su falta de ritmo y la falta de minutos de juego con cada uno de sus compañeros en Nacional, sumaron para que fuera una noche trágica para el club que ahora solamente tendrá la posibilidad de buscar el sueño de conseguir el rentado nacional de ese país, en el cual el Nacional siempre es favorito al título.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.